Job 12

La Respuesta de Job a Zofar (12:1-14:22)

Primera Ronda de Discursos

El Primer Discurso de Elifaz (4:1-5:27)
Respuesta de Job a Elifaz (6:1-7:21)
El Primer Discurso de Bildad (8:1-22)
Respuesta de Job a Bildad (9:1-10:22)
El Primer Discurso de Zofar (11:1-20)
La Respuesta de Job a Zofar (12:1-14:22)

Este es el discurso más largo de Job. El no quería saber nada de las teorías teológicas de sus amigos. Job se negó a echarse atrás, pero reprendió a sus amigos por su falta de sabiduría y luego se volvió de nuevo a Dios para que escuchara su caso.

Job Reprueba Sarcásticamente a Sus Amigos (1-6)

Job les dijo con sarcasmo a sus amigos que tenían perspicacia en todo; cuando se fueran, no quedaría nadie a quien pedir consejo (1-2).

Job también criticó a sus amigos por no haber hecho nada más que decir lo obvio, el chismorreo común que todo el mundo usa para tratar de darle sentido a la vida, cuando en realidad la vida no tiene sentido en absoluto. Se presentaron a sí mismos como poseedores de un conocimiento superior al de Job, pero Job calificó sus afirmaciones como falsas (3).

Job culpó a sus amigos por impugnar las palabras de él como grandes chistes contados por un inculto teológico. Ellos afirmaron todas las palabras de Job como dignas de una risa sincera. Los amigos de Job habían afirmado básicamente que Job se imaginaba a sí mismo como un sufriente intachable y que esperaba una respuesta justificadora de Dios aparte del arrepentimiento profundo de su corazón. Para estos amigos, todo esto fue un magnífico material para una hora de comedia (4).

Job acusó además a sus amigos de ser los que se sentían cómodos y se divertían al ridiculizar el sufrimiento. Les dijo que eran como los que estaban detrás de alguien con muletas que le daban un buen empujón al discapacitado sólo por la diversión de verlo caer (5).

Entonces Job llamó a sus ingenuos amigos para que se despertaran y notaran a los ladrones que estaban libres de juicios. Además, estaban aquellos que maldijeron a Dios y estaban rodeados de lujo y parecían tener el poder de la propia Mano de Dios (6). 

Los amigos de Job no habían respondido nada en realidad. Tipos irreprochables como él sufrieron, y todos conocían a tipos malvados que prosperaban. Sus premisas de vida fueron absurdas -construidas para que ellos mismos se sintieran seguros- y no respuestas inteligentemente formadas para abordar la vida tal como realmente sucede.

Job Cita la Sabiduría del Mundo Animal (7-12)

Job les dijo a sus amigos que se volvieran al mundo animal y aprendieran. Tenían que mirar a las aves, a los peces y a todos los que se arrastran y caminan por la tierra (7-8). Aquellos animales que no pueden razonar y formar palabras tienen el sentido de saber que el desastre viene de parte del Señor (9).

Aquí vamos, justo aquí, el único momento durante los diálogos donde aparece el nombre de Yahveh. Sí, Su nombre apareció en los capítulos 1 y 2, y Su nombre aparecerá en los capítulos 38, 40 y 42. Sin embargo, Job y sólo Job usó el nombre de Yahveh en el diálogo. Aquí y en 1:21, Job dijo: "Yahveh dio..." Aquí estaba proclamando el nombre de Yahveh y Su mano daba "desastre". En Job 1:21, Yahveh da y quita. Aquí, Yahveh da el desastre, y el desastre que Él da, se lo lleva.

Job estaba revelando su rendición a Yahveh aquí mismo. A diferencia de sus amigos, Job declaró que Yahveh era soberano, sobre todo, incluso sobre los desastres, incluso sobre los desastres que no tienen sentido.

Los amigos de Job, sin darse cuenta, estaban anunciando que era imposible que Dios fuera verdaderamente soberano porque los malvados son castigados sin importar qué, y los justos prosperan sin importar qué. Una ley de causa y efecto gobernaba soberanamente en las mentes de los amigos de Job. 

Estás viendo a la fe brillar justo aquí, la más brillante en los razonamientos de Job. A Job no le importa si pudo o no pudo comprender lo que estaba sucediendo; nunca se rindió a la soberanía de Yahveh. Job no negó la soberanía de Yahveh; simplemente no podía entenderlo, pero anhelaba presentar su caso para obtener un veredicto soberano de Yahveh.  

Job entonces se burló de la afirmación de que debía escuchar la voz de la tradición, la gran sabiduría de los antiguos padres que sabían de lo que hablaban.

Job sostenía que toda la vida estaba en manos de Yahveh, incluso la vida humana (10). Job admitió que la sabiduría y una mayor comprensión pertenecen a los que tienen edad y experiencia de vida (12). Sin embargo, Job también argumenta que el hecho de que una persona mayor y sabia diga algo no significa que el oído, el corazón y la mente no deban probar la verdad de las palabras, de la misma manera que el paladar distingue los gustos (11).

Job Declara a Dios la Fuente de la Sabiduría (13)

Job fue entonces al meollo del asunto: toda la sabiduría y el desciframiento de los misterios se encuentran en Dios, que es la fuente de la sabiduría y que tiene el poder de ejecutar los planes de la sabiduría (13).

El Poder y la Sabiduría de Dios Revelados (14-25)

Job reconoció que Dios tiene la sabiduría y el poder de la soberanía suprema para preparar y moldear las cosas de la manera que Él necesita que sean. Podría llevarle tiempo a Dios, pero con el tiempo Job había visto como la última voluntad de Dios prevalecía sobre la soberanía inmediata del ser humano.

Dios tiene la sabiduría y el poder para esto:

a) hacer que los muros de una ciudad sean derribados de forma que puedan ser violados y nadie pueda detener su destrucción.

b) cerrar las puertas de la prisión para que nadie pueda escapar (14).

c) retener las aguas para traer sequía a la tierra.

d) enviar inundaciones cataclísmicas para abrumar la tierra seca (15).

e) controlar a los que conducen por el mal camino y a los que son llevados por mal camino (16).

f) despojar a los expertos de sus buenos consejos.

g) analizar la justicia y burlarse de su decisión (17).

h) esclavizar a aquellos que piensan tener autoridad absoluta (18).

i) despojar de su dignidad a aquellos que son famosos por su excelencia moral.

j) derrocar a aquellos que se imaginan tener poder absoluto (19).

k) cerrar la boca de los consejeros más confiables del rey.

l) quitar el discernimiento y el sentido común perspicaz de aquellos que tienen posiciones permanentes de influencia (20).

m) hacer que las celebridades que alguna vez fueron honradas sean vistas con desprecio y luego desarmarlas de su fuerza (21).

n) traer a la luz misterios desconocidos, permitiendo que la inventiva y la profundidad real del conocimiento sean desatadas.

o) sacar a la luz los planes humanos de muerte, destrucción y devastación (22).

p) construir naciones para la influencia global mientras se abandona a otras, dejando así perdida su influencia (23).

q) despojar a los gobiernos de su capacidad de saber y hacer lo que es mejor para su nación, dejándolos deambular y buscar respuestas en terrenos baldíos de confusión moral y desesperación (24).

r) hacer adictos a los gobiernos, haciendo que se tambaleen como los que viven para su próxima visita a la taberna (25).